Apoyo al profesor de la UPSA José Sarrión Andaluz

El pasado mes de julio, el Profesor Dr. José Sarrión Andaluz fue despedido de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) bajo mandato del Obispo de Salamanca en su calidad de Gran Canciller de dicha Universidad, como represalia a su participación en organizaciones políticas de izquierdas y movimientos sociales. Este despido es la culminación de un proceso de persecución ideológica desarrollado en el seno de la UPSA, iniciada tras la Huelga General del 29 de Marzo de 2012 en la que el citado Profesor informó al resto de la plantilla de que la Universidad estaba realizando requerimientos ilegales a los empleados que desearan secundar la Huelga. Desde entonces se ha sucedido una cadena de actos de persecución, que han incluido el apartarle de asignaturas que venía impartiendo desde hace años y verter acusaciones sin fundamento desde el Rectorado, todas las cuales tuvieron que ser retiradas de inmediato dada su falta de veracidad.
Sigue leyendo en la web de la plataforma (+).

Miembros del SAT firmaron el comunicado congratulándose finalmente al recibir la respuesta de la reincorporación del profesor José Sarrión Andaluz a la UPSA. A continuación, copiamos la última buena nueva de este caso de persecución ideológica.

Querido amigo/amiga:

Soy José Sarrión Andaluz, el profesor despedido de la Universidad Pontificia por pertenecer a la dirección federal del Partido Comunista de España (PCE) y a otros movimientos sociales de izquierdas, cuya readmisión solicitaste hace algún tiempo apoyando el “Manifiesto contra la persecución ideológica”.

Quería mediante estas líneas felicitarte el año y las fiestas, y desearte lo mejor para este 2015, año en que pueden cambiar muchas cosas.

También, aunque lo más probable es que ya lo sepas pues ha corrido por las redes sociales y medios de información alternativa, por si acaso quería informarte directamente de que gracias a tu apoyo y al de otros cientos de personas, hemos VENCIDO. Dos días antes del juicio, la Universidad Pontificia de Salamanca nos ha ofrecido un acuerdo en el que se reconocen todas nuestras reivindicaciones, incluyendo la readmisión, el reconocimiento de despido NULO, el reconocimiento de la discriminación ideológica, etc. Básicamente se han plegado a la demanda.

No ha quedado ni una sola reivindicación sin cumplirse. Es más, inicialmente nos exigían un acuerdo de silencio por mi parte, cosa a la que me negué de inmediato, y aún así firmaron.

El motivo de esta victoria es el inmenso apoyo y solidaridad de personas como tú. El manifiesto contra mi despido fue firmado por más de 200 profesores universitarios, entre ellos dos ex-rectores de universidades públicas y una treintena de Catedráticos.También personas del mundo de la cultura y la política, como Marcos Ana (Poeta y Premio Castilla y León de Valores Humanos 2013), Pablo Iglesias (Secretario General de PODEMOS y profesor de la UCM) o Julio Anguita (exCoordinador de IU). El movimiento estudiantil de todo el país ha mostrado también su rechazo al despido, entre ellos los Presidentes de Consejos de Alumnos de siete Universidades públicas. Asimismo, 134 de mis ex alumnos presentaron un escrito propio de protesta, cosa que ha sido verdaderamente lo más emocionante del proceso. También estoy enormemente agradecido a las personas del ámbito de la teología que me han apoyado, como Leonardo Boff, Juan José Tamayo, Benjamín Forcano, Xavier Pikaza, Jaume Botey y varias decenas de curas obreros y teólogos de la liberación. Esto como persona de fuerte formación cristiana de base, y convencido defensor de la ética de Jesús, me llena de un orgullo fundamental. Todos vuestros apoyos me han dado fuerzas durante este proceso, y la certeza de que el camino correcto es, al decir kantiano, “tener el valor de hacer uso de mi propia razón”, y no la de la de la autoridad.

Estos apoyos han posibilitado una presión social y académica que finalmente ha llevado a buen puerto nuestra lucha, provocando que la Universidad rectifique ante la certeza de un escándalo público en torno al juicio.

Por ello, te muestro mi más profundo y sincero agradecimiento, así como de mi familia, mi compañera y mis amigos/as. Especialmente mis padres están pasando unas fiestas con una paz y tranquilidad como no les veía desde el día de mi despido el pasado verano. Mi madre ha rejuvenecido 20 años de golpe.

Te envío un enorme abrazo, ya reincorporado en mi puesto de trabajo y preparando las clases del segundo cuestrimestre.

MIL GRACIAS DE CORAZÓN Y FELIZ 2015

José Sarrión Andaluz,

Profesor Contratado Doctor de la Facultad de Educación de Universidad Pontificia de Salamanca (gracias a tí).