La empresa gestora de La Corchuela coloca a trabajadores sin notificar subrogaciones

A lo largo de la mañana del martes, compañeros del Grupo de Acción Sindical (GAS) del SAT de Sevilla se han acercado al parque de La Corchuela y han comprobado que hay trabajadores realizando las tareas que deberían estar haciendo los compañeros despedidos esta primavera. Existen varias observaciones destacables entre los que se incluye que no sólo hay un trabajador, tal como decía el pliego de condiciones del Ayuntamiento que hemos denunciado, sino al menos cuatro personas que hayamos podido contar. En dicho pliego, consta que debería tenerse en cuenta la contratación de una persona que ya estuviese ejerciendo su función en el parque, pero la realidad es que los 6 trabajadores siguen en la calle.

Desde el SAT exigimos explicaciones al ayuntamiento de Sevilla, responsable del 76% del Consorcio que dirige el Parque, comprobando que se saltan la legalidad incluso de sus propias condiciones. A continuación, dejamos constancia de lo que se pudo ver esta mañana:

¿No era la empresa contratante una filial de Bormujardín XXI? ¿No era una sola persona la que iban a contratar para el mantenimiento de un Parque de 86 hectáreas, y que además iba a ser una de las personas que venían realizando esta labor anteriormente en el recinto? ¿Qué encierra este proceso donde al principio era cuestión de “voluntad política” y ahora sólo vemos promesas incumplidas? Esto atenta contra todo intento de negociación en la que el SAT se mantiene firme defendiendo la subrogación de los seis trabajadores, el mantenimiento de la antigüedad y la consideración de que trabajen con su convenio correspondiente de jardinería y no con uno inferior tal como venían haciendo hasta que fueron despedidos.

¡Con los despedidos de La Corchuela, subrogación ya! ¡Basta de mentiras!